23 junio 2008

Yo vi caer Roma

-Hasta anoche todavía estaban frescas en mi cabeza las Grandes Decepciones de la selección en las grandes citas: la dura eliminación ante Italia en 1994, la tanda de penaltis contra Inglaterra en 1996, el penalti que falló Raúl en 2000 ante Francia y el robo frente a Korea en 2002. El fútbol, si en algún momento entendía de justicia, nos debía una.
La televisión pública italiana (la RAI) no nos tomaba demasiado en serio (lo digo porque lo vi con mis propios ojos) y la gente de la calle daba por hecho una victoria fácil (repetían mucho el 2-0), eran conscientes de nuestro pasado y lo mucho que nos tiemblan las piernas en ocasiones como éstas, además confiaban sobremanera en su mejor táctica y su factor suerte que siempre les ha acompañado.

-El partido en sí no fue muy bueno en cuanto al juego, mucho miedo, mucha tensión y los italianos jugando a lo suyo: especular con el empate y si pueden, acuchillarte a balón parado o llegar a la tanda de penaltis (ya que tampoco les desagrada la idea); y por nuestra parte lo tuvimos claro: morir matando, si había que perder lo haríamos sin renunciar al toque ni a lo que somos.
Aguanté los 90 minutos del tiempo reglamentario, la tensión podía conmigo ya que sabía que conforme los partidos de Italia se alargan, mayores son las probabilidades de que te la metan doblada ya sea en el descuento o en el 118 de la prórroga.
Y así se llegó a la lotería de la tanda de penaltis, donde la suerte, la que siempre nos ha faltado, es fundamental. Esta vez la justicia más que la suerte, nos echó una mano ya que fuimos mejores durante el partido, chutamos más a puerta, tuvimos mejores ocasiones y teníamos un as en la manga: nuestro portero.

-Con la victoria de anoche hemos demostrado que no somos tan malos como creíamos, que se puede aspirar a un poco más y que se le puede ganar a los grandes y a los que especulan con sus propias armas.
No sé qué pasará ante Rusia el próximo Jueves, soy consciente de que no será tan fácil como en primera ronda ya que han mejorado muchísimo desde que juega Andrei Arshavin con ellos, pero no me importa si nos echan, que nos quiten lo bailao, aunque soñar es gratis y es muy posible que esta generación pueda disfrutar de España en una final.
El Jueves a partir de las 20.45 en el Prater de Viena veremos si podemos alcanzarla.

2 comentarios:

Indio dijo...

Fry, nuevo analista de MARCA! =b

Fry dijo...

Hombre, he tenido que adornarlo un poco para no poner simplemente Italia jodete