12 octubre 2007

Street Fighter Korean version (y mi Día de la Hispanidad)

-Bueno, vayamos por partes.
Hace unos días salió el Señor No (a.k.a Rajoy) en los medios animando al pueblo español a que este 12 de Octubre "mostrara" al mundo su "orgullo de ser español" con algún símbolo o lo que fuese.
Pues bien, por primera vez y sin que sirva de precedente, decidí seguir el consejo de Rajoy y me puse a pensar en cómo honrar a la Madre Patria un día como hoy.
Como no tenía muy claro cómo podía hacerlo pensé: ¿qué es lo que mejor se nos da a los españoles?
El resultado no ha podido ser mejor: me he pasado toda la mañana durmiendo y tocándome los huevos (a dos manos) ¡eso si que es de españoles! ¡ni banderas ni desfiles! tocada de huevos generalizada.
Por otra parte, yo soy de los que piensan que si una persona está orgullosa de algo (sea lo que sea) no hace falta proclamarlo a los cuatro vientos, estás orgulloso y punto, pero por lo visto el "mensaje" de Rajoy se lo han tomado al pie de la letra los cuatro dinosaurios de turno que han salido a las calles de Madrid con banderas un tanto "obsoletas", sí, de ésas de hace unos 40 años... vivir para ver.

-Y ahora pasemos a cosas más alegres y divertidas.
Creo que prácticamente todos habremos visto la penosa adaptación de Street Fighter al cine, con Jean-Claude Van Damme y Kylie Minogue (lo único que salvo) estrenada en 1994.
Del argumento poco se puede decir: malo de cojones.
De los personajes tampoco se puede decir demasiado: quieren meterlos a todos como sea y al final acaba siendo un despropósito sin sentido, además de que algunos quedan como unos pringaos.
Pues bien, en algún momento anterior a 1994 se fraguó en Korea del Sur otro despropósito de película basada en el videojuego Street Fighter II, también es malo de cojones, pero es el tipo de cine malo que te hace reír en vez de llorar (como Plan 9 from outer space).
Dicho esto abrochense los cinturones porque se aproximan turbulencias:



-¿Se puede pedir más? En estos 8 minutos tenemos de todo: imágenes del videojuego, trajes ridículos, efectos visuales de baratillo, maquillaje cutre... todo "made in Korea", sin copyright ni leches, ¡que aprenda Steven E. de Souza! ¡así es como se ha de hacer una película de Street Fighter!

2 comentarios:

Kaos dijo...

Mira que hay mierda por ahí eh. Joder con los sur-koreanos. Por cierto Fry mirate los wevos no vaya ser k los tengas rojos y si es asi exate un unguento asi amarillento entre huevo y huevo y lo mismo la patria t kita el escozor

Indio dijo...

pues yo me he puesto la camiseta de calderon xq ese tio deberia ser el rey xD